Laid to Rest


Laid to Rest
Robert Hall
2009

Los lectores habituales de Dosis Mínima estarán al tanto de dos características del cine de terror subvariante psychokillers que elogio por encima de cuestiones secundarias como el guión, las interpretaciones y demás mandanga de escuela de cine en la que dejo que se ceben los de Aullidos, que para eso están. Primero, adoro la sustracción de elementos superfluos, en busca (consciente o no) de una pureza narrativa y estética que nos permita diseccionar los resortes del género más codificado del terror. Segundo, viva la creatividad plástica a la hora de mostrar la violencia, su preparación o sus efectos (y sube puntos la artesanía, el buen gusto, el amor por lo táctil y el ajopringue real). Dicho esto, a nadie le extrañará que Laid to Rest me haya chiflado hasta el extremo que estoy convendido de que voy a tardar en encontrar un slasher que me deje con la boca abierta en tantas ocasiones y en tan poco metraje.

Voy a acabar rápido de diseccionarla, y esa es su virtud principal. He dicho en referencia a otras películas que la abstracción es un logro, y que la ausencia de monsergas, la pérdida de rodeos y la carencia de explicaciones biográficas y ambientales redundantes benefician un clima de horror y paroxismo, que al fin y al cabo es lo que busca el miedo de serie B. Laid to Rest lleva ese logro hasta un grado complicado de extremar más sin meterse en laberintos metalingüísticos: una joven se despierta dentro de un ataúd sin recordar cómo ha llegado hasta allí. Está en una funeraria, de la que escapa por los pelos perseguida por un asesino que lleva una cámara de vídeo y cuya cara está oculta por una máscara en forma de cráneo cromado. Su desesperada huida le unirá a un par de aliados casuales… y ya. Idas y venidas por un pueblo del que no pueden salir les llevarán a descubrir que el asesino está liquidando mujeres y llevando a cabo macabras torturas con ellas, pero poco más. Ni siquiera cuando sepamos cómo ha llegado la chica hasta el ataúd importará lo más mínimo. Solo importa la avalancha de destrucción sin contemplaciones que el asesino lleva a cabo… ¡y cómo! Robert Hall procede del mundo de los efectos especiales, y se le nota una devoción por los clásicazos (esos greatest hits de Savini y Kurtzman, Nicotero & Berger) que le lleva a clonarlos y superarlos. Veremos al villano, por ejemplo, decapitar o escalpar a alguna víctima con un afilado cuchillo de sierra, literalmente rebanando a derecha e izquierda los huesos, la piel, los cartílagos, los dientes o lo que se tercie, sin la limpia brutalidad de otros psicópatas que parecen enfrentarse a víctimas de papel.

Laid to Rest no es una película, ni muchísimo menos, perfecta. Falla cuando quiere normalizar su propuesta, y peca en algunas ocasiones de humanizar por la fácil vía del tópico a algunos de sus personajes. Es cierto, no hay exceso de juventud insufrible en Laid to Rest, pero aún así la película se resiente al intentar mirarse en el espejo de sus compañeras de género… cuando desde sus primeros compases las deja muy atrás. Los retruécanos finales, en los que Hall concede algo de sentido no solicitado a la historia, tienen algo de la hirviente chifladura, de la histeria conceptual del propio Cara De Cráneo Cromado, pero dejan un mal sabor de boca: no hacía falta buscarle un sentido a algo que era puro y bellísimo horror cuando no lo tenía.

2 comentarios

  1. No conocía esta película. ¿Está editada en DVD en España? Espero que esté en cristiano.

  2. No, obviamente no lo está. Si lo estuviera se llamaría Frenesí Mortal o Cráneo Fatídico. Que ojo, tampoco me parece mal. Pero no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: