Cero en Conducta

Detroit Rock City
Adam Rifkin
1999

Diez años después de su estreno en cines, bastantes después de revisarla en DVD por última vez  (el de zona 1, que prácticamente compré por esa estupenda portada que ven arriba, el concierto final en multi-ángulo y los 15 minutos de secuencias eliminadas, y que tenía sin estrenar), me preguntaba anoche si Cero en Conducta habría soportado el paso del tiempo con dignidad, y sobre todo si terminaría su visionado con la misma impresión con la que acabé de verla las veces anteriores: la de una comedia bien hilada, sencilla y directa sobre el rock, su relación con nuestras vidas y las formas más o menos dignas que tenemos de pasar a la edad madura. La revisión me proporcionó, de hecho, un par de valores más, que no había captado con toda su intensidad.

Cero en Conducta es la historia de un grupo de adolescentes (Edward Furlong, Sam Huntington, Giuseppe Andrews y James DeBello) que deciden viajar a Detroit a ver a su grupo favorito, los KISS de los buenos tiempos, pase lo que pase. Eso implica perder y recuperar varias veces las entradas, enemistarse con todo tipo de representantes de la autoridad competente y medio desoir los cantos de sirena que todos van recibiendo durante el trayecto hasta la mismísima entrada. Cero en Conducta, independientemente de su delicioso caos argumental, su estupendo sentido del ritmo, su declaración de amor sin ambages al rock’n roll y su rosario de gags de primera categoría, puede pasar por una película iniciática más, pero solo relativamente: en circunstancias normales, los triunfos sentimentales de los cuatro amigos antes de entrar al concierto habrían significado un paso hacia la madurez, pero aquí no significan nada, ya que las chicas que los cuatro amigos se trajinan antes de conseguir las entradas bien pueden considerarse groupies a su pequeña y patética escala. Nada más que eso. Lo importante es KISS, y KISS es el Santo Grial por el que viajan hasta Detroit, no la amistad verdadera ni la autoafirmación ni el amor verdadero. Ninguno de los personajes cambia a lo largo de la película, y supongo que a nivel de guión eso puede considerarse una carencia, pero no lo es si sirve como justificación para el auténtico mensaje de la película: la persecución de lo que queríamos cuando éramos críos es lo correcto. Es a lo que tenemos que seguir aspirando.

Y creo que eso es un mensaje más brillante y esperanzador que cualquier abstracta búsqueda de una personalidad real que no es, en el fondo, más que una construcción adquirida de necesidades sociales. Cero en Conducta, sin embargo, ni entra ni quiere entrar en esas cuestiones: KISS es lo que importa porque el rock y los colegas son lo que importan. Y en realidad, Cero en Conducta es tan alegórica como cualquier otra película teen: sustituyan «rock», «KISS» y «colegas» por cualquier otra meta juvenil y sí, les quedará algo superficial y bobo, como son esos años. Pero también sincero y honesto. Como lo es Cero en Conducta.

3 comentarios

  1. Ellos tienen huevos de acero, yo no me doy esas hostias con los colegas ni enfadados. Ganan por cojones.

  2. Ese concierto, ESE concierto. Los tres días que me duró el primer alquiler del DVD, una vez vista la peli, estuve con el segmento del concierto non-stop en el reproductor. El momento baqueta es el mayor ejemplo del rocanrol como Santo Grial que menciona.

  3. Esta comedia consigue algo difícil: ser un producto por y para fans del rock en exclusiva, que consigue emocionar a los que entendemos ese del metal como el clavo ardienten al que se tenían que agarrar nuestros padres.

    Entiendes cosas, lo que es demasiado para una comedia.

    OT: Los Kiss son buen hilo conductor de comedias no? vi Role-Models hace poco (con fiebre y fumao) y me hizo una infinita poca gracia de esas tan curiosas que te descojonas pensando en ella 2 o 3 días después, nota: 32/40.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: