Run DMC – «King of Rock»

Run DMC
King of Rock
1985
Escúchalo en Spotify

El magnetismo que el hip hop de la vieja escuela ejerce en mí es muy distinto a los motivos por los que me gusta el rock. El hip hop añejo es cerebral, repetitivo, de una cadencia hipnótica. La forma de frasear de los primeros rapistas, encajando las sílabas en los ritmos y no serpenteando alrededor de ellos, me gusta mucho más que la tendencia impuesta desde los noventa y que me da la impresión de que a veces, simplemente, consiste en recitar parrafadas sobre una base. El rock lo disfruto desde una perspectiva más visceral, más relacionada con la ruidera y la posturita. Dicho de otro modo: en el hip hop que me gusta valoro la precisión y el tiquitaca. En el rock, con que me encanezcan las cejas con la descarga energética es más que suficiente (y más que deseable).

Run DMC fueron los pioneros en la fusión de ambos mundos, pero de un modo distinto a Bloodhound Gang o Limp Bizkit, que esencialmente hacen rock con letras rapeadas. En King of Rock, Run DMC escogieron paradigmas del riff rockero y adaptaron las bases y el fraseo en torno a ellos, llegando a una sintonía musical que va mucho más allá de un hip hop con sonido guitarrista. Fraseando con el estilo old-school de los ochenta sobre riffs netamente de rock (también de la vieja escuela, vaya) lograron que ambos conceptos se entendieran más allá de una cuestión de volumen o de poses. King of Rock sigue siendo un disco de hip-hop con sus letras de chulería y de yo-contra-el-barrio, disfrutables hoy únicamente desde una postura varios pasos más allá del posmodernismo más fritanguero, pero tiene algo en su fondo que ni siquiera los extraordinarios Beastie Boys de Licensed to Ill llegaron a lograr (y sé lo que me digo: el puñetero es uno de mis discos favoritos). King of Rock es, quizás, una comunión tan espontánea por lo que tiene de primeriza, con las notas de la guitarra crujiendo en torno a las bases, explorando por primera vez los repetitivos vericuetos del machaconismo electrónico, y por eso una nueva audición de Can you rock it like this? o de la canción que da título al disco siempre suena como la primera vez. Potentes, frescas y únicas.

5 comentarios

  1. No sé si sabes que Darryl McDaniels viene al Actual de este año: http://www.actual2010.com/conciertos/20-dmc-of-run-dmc

  2. Toma! Pues no. Tomo nota…

  3. Desde luego, de los que han mezclado rock con hip-hop los que han obtenido mejores resultados han sido los que venían del rap. Menos mal que la moda del rap metal ha muerto!

  4. Pese a que servidor es más de la “new school” de los 90, comprendo perfectamente su postura acerca de ajustar la rima al ritmo de la caja. Gran artículo, por cierto: desconocía esta faceta suya. A ver cuándo podemos disfrutar de alguna canción de WW en la línea de lo que hacían los Beastie Boys…

  5. Jajajja!! Lo dudo, teniendo en cuenta las tendencias del resto del trío. Ahora, el proyecto Flato, que está siempre ahí en mi cabeza, quizás acepte algo de esta variante. Ya lo verán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: