Colour My World

colour

Colour My World
Silver Stitch
2009

Juégalo aquí
.

Colour My World me recordó al justamente mitificado Braid en su tono melancólico y en su uso de unos mecanismos clásicos de interactividad digital para metaforizar los baches de una relación amorosa. Y una vez más, hasta aquí puedo leer, porque cualquier cosa que añada de más va a ser destripar un poco este juego elementalísimo, de puzzles extremadamente sencillos y duración muy escueta (cinco minutillos escasos, si llega), pero una vez más, y empieza a convertirse en molesta costumbre, mucho más conmovedor e inteligente que la avalancha de triples A de rigor. Colour My World deja que cada jugador, según el ritmo y la experiencia de juego que ha tenido, extraiga una conclusión sobre qué significa una relación, o al menos, qué significa para Silver Stitch. Vayan, jueguen. Les espero.

¿Ya? Bien, esta es la mía, mi interpretación: cuando la relación ha culminado, cuando el encuentro se ha producido, uno tiene la sensación de que el recorrido para llegar hasta ella es lo más satisfactorio (ese colorear los escollos más inesperados solo por el placer de hacerlo) y, sobre todo, queda la sensación de que hay mucho, mucho juego por explorar. Muchos caminos por descubrir. Muchas palanchas por apretar y obstáculos por sortear si se hubieran escogido otros caminos. Pero a diferencia de Small World, que comentábamos el otro día, no hace falta contemplar el dibujo en su integridad para entender la historia: solo hace falta escoger uno de los caminos. No es exactamente lo que yo habría desarrollado sobre qué son las relaciones, pero esa no es la cuestión. Silver Stitch ha expuesto su visión, y entre lo fugaz de la experiencia, lo delicioso de la estética escogida y lo meridiano y honesto del mensaje, no puedo más que descubrirme.

3 comentarios

  1. Qué cosa más poética, ay. La música es bellísima, lo que me lleva a preguntarme si Erik Satie componía pensando en los videojuegos del siglo XXI.

  2. Interesante, muy interesante, lo apuntaré en los futuriblemente jugables, Braid me encantó🙂

  3. […] hasta lo probé. Como dice John Tones lo mejor es jugarlo antes incluso que de leer la reseña original. Son unos minutitos de nada que repetiréis, y seguro que os hará reflexionar sobre algún suceso […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: