Bullshit! – 1ª Temporada

bullshit1

Bullshit! – 1ª Temporada
2003

Un detalle que a menudo se usa simplemente como puntilla folclórica a la hora de hablar de Bullshit! es que sus responsables, Penn y Teller, son ilusionistas. En esa condición, sin embargo, es donde residen las claves para entender la superficie y el fondo de Bullshit!, la serie de pseudo-documentales emitidos por Showtime durante, de momento, siete años, y que desenmascaran en cada episodio una supermierda social preconcebida. En esta temporada, por ejemplo, desde la idea de que el agua mineral es mejor que la del grifo a la aún polémica cuestión de los fumadores pasivos. Pasando, como no, por multitud de chanchullos sobrenaturales: abducciones, ouijas, mediums y luces al final del túnel.

Penn & Teller son ilusionistas de prestigio, aunque la puesta en escena de sus trucos no es la habitual. En el polo opuesto de los grandes magos de escenario que dejan caer todo el peso de la misdirection en el rimmel, los pases, los tules, las tías buenas y los abracadabras, Penn & Teller no intentan convencer a nadie de que tienen poderes sobrenaturales. Sus trucos a menudo concluyen con la explicación del engaño, como en la mítica actuación en la que se desvela cómo se hace el sleight of hand. Esa es la actitud con la que afrontan Bullshit!: la de la honestidad y excepticismo extremos, hasta el punto de resultar contraproducente para sí mismos.

Es obvio que Bullshit! no es una serie documental. Se recaban distintas opiniones, se ofrecen diversos puntos de vista sobre cuestiones diversas, pero en ningún momento se intenta aparentar lo imposible, ese juego de manos que nos han hecho creer los documentalistas serios: que existe la objetividad. Como buenos excépticos, Penn & Teller saben que la objetividad es un truco que ya va siendo hora de desvelar, y se posicionan brutalmente. En su posición, desde luego, pero nadie les puede negar la visceralidad. Insultan a quienes no están de su lado, los ridiculizan y, abiertamente, se quedan con la última palabra. Como documental, Bullshit! es un desastre. Como columna de opinión audiovisual, que me aspen si se puede hacer mejor: Penn (Teller, como su propio nombre anti-indica, no abre el pico) insulta, se irrita, se descojona en la cara de la gente, se mea en las opiniones ajenas, se deja llevar por su propia e hipnótica verborrea ante la maliciosa mirada de su compañero, que en algún momento llega literalmente a quitarse un calcetín para metérselo en la boca.

Penn & Teller son enciclopedistas del ilusionismo, y por eso están encantados siendo los herederos del desenmascarador de mediums farsantes Houdini, al que dedican abundantes guiños en Bullshit!. Pero también son conscientes de la actitud de Houdini, un artillero de la realidad, un creador de ilusiones, pero que nunca disimulaba con palabras rimbombantes lo que esencialmente, era un espectáculo de estafador, acróbata y trilero evolucionado. Penn & Teller están ahí: condicionados por su ideario, tan subjetivos como cualquier hijo de vecino, pero fieles a su propio punto de vista. Y desde luego, y como magos que no tienen nada que perder porque al fin y al cabo estaos hablando de hacer cabriolas con la baraja, dispuestos a reconocer que todo su repertorio no es más que un truco.

2 comentarios

  1. En el capítulo del agua mineral, cuando llenan de agua del grifo botellas de agua de diseño y nos permiten asistir al espectáculo de unos entendidos paladeándola es de traca!

  2. Yo ya me he enganchado totalmente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: