Deadgirl

deadgirl-poster

Deadgirl
2008
Marcel Sarmiento y Gadi Harel

En cierto sentido (en un sentido que no sé si voy a saber explicar con claridad), el hecho aún incomprensible de que una película aparentemente bobalicona pero transgresora en el fondo como Saw VI reciba una clasificación X (me apunto a la teoría conspirativa de que es una idea gubernamental para dañar las recaudaciones de un producto extranjero), y el hecho de que una película aparentemente corrosiva pero mema en el fondo como Deadgirl reciba parabienes y genuflexiones, pertenecen a una misma corriente cultural. La que ha asimilado el gore y la violencia dentro de códigos reconocibles y engullibles por todo hijo de vecino. Y así, una película que debería, por espíritu y logros, pertencer al guetto de los disparates directos al mercado doméstico, se convierte en un taquillazo mundial, con los problemas consiguientes cuando un necio ministerial pone sus zarpas sobre un producto con espíritu de video-nastie; y también así, una película deshonesta y explotativa como Deadgirl recibe una atención y una reverencia crítica que no merece, porque disfraza de cine fantástico lo que en realidad es una chorrada moralista.

No se fíen de la sinopsis (un par de adolescentes con problemas de socialización en el instituto se topan con el cadáver de una chica que no puede morir en un hospital abandonado, circunstancia que aprovechan para convertirla en su esclava sexual): Deadgirl es una explotación del esquema del cine de los setenta de violaciones y venganza, pero quitándole la venganza. Detalle sin aparente importancia que, sin enbargo, despoja de toda su esquemática moralidad a montañas rusas del maniqueísmo bien entendido como La Venganza del Sexo o la propia La Última Casa a la Izquierda para convertirse en un mero espectáculo de mete-saca en off. ¡Estupendo!, oigo decir. ¿Dónde está el problema? El problema está en que un japonés con este argumento habría compuesto una opereta de humillación y corrosión moral de primer orden, a lo mejor sin el colchón moral del género fantástico (porque esa es la aúténtica razón de que la chica esté muerta), pero ese no es el tema de la película, sino una endeble moraleja sobre cómo las situaciones límite nos convierten en peleles de los sentimientos. ¡Eh, como Romero! ¡Y también con zombis! No, no: Deadgirl no es una alegoría social, ni un microcosmos fantastique: los obtusos, caricaturescos, pero nada divertidos (dónde quedaste, Deliverance) violadores de Deadgirl están trajinándose a una no-muerta que ni siente ni padece. Están forzando a una muñeca hinchable. A un trozo de corchopán. Deadgirl, pues, tiene el riesgo moral de un videoclip de GWAR. Pero sin marionetas, o sea, mal. Y la prueba de su escaso calibre narrativo está en el trompo final, en el que el indeciso conflicto que podía haberse construído se anula de golpe, cediendo a la tentación de guiñar un ojo al único tipo de espectador que puede disfrutar de una película en la que la transgresión es solo fachada.

8 comentarios

  1. gracias Tones por ahorrarme el ver esta pelicula, por los comentarios que habia hallado pense que iba a tener bastante mala leche, pero por lo visto es una reverenda mierda.

  2. Bueno, si es usted fan de la ultraviolencia, echele un ojo. A mí me ha jodido su fondo, pero igual le encuentra usted el punto.

  3. Precisamente la vi anoche. Es un despilfarro, una pena, porque de todos los rumbos interesantes que podría haber tomado -y eran varios- se decide por la ortodoxia y el paripé y acaba por no desarrollar nada aunque lo cita veladamente todo. Hasta los chavales se explican en voz alta que son “carne de cañón”, no me jodas. El cine de hoy parece ser muy así. No llegó a hacerme rabiar, pero me supo muy mal fatal. En fin.

  4. Si os ciñerais sólo a comprender antes de verter ninguna opinión, a lo mejor ésta os serviría de algo, sobre todo para el lector. Me gustaría saber cuales son esos elementos interesantes que no desarrolla la película, que sólo despilfarra, y, por qué no, me gustaría que me hicierais ver esa supuesta chorrada moralista que os ha supuesto. Y lo de la ortodoxia, por un lado, y lo del esquema de rape-movies de los 70, por el otro, ya me ha matao. Podrías hacer crítica leyendo sólo la sinopsis, vamos.

    Lo que decís no tiene pies ni cabeza. Me parece muy corto de miras, muy superficial, que a una amarga y delirante fábula necrofílica se le vea aquello que Sarmiento (chaval muy alejado de las convenciones de cualquier género, como demostró con su primera peli en solitario, Heavy Petting) dinamita concienzudamente, como dejó bien claro en su visita al festival de Sitges. Deadgirl es una completa obscenidad, que ni excluye cierta ironía (muy soterrada) ni una sensibilidad surrealista que no admite coartadas de ningún tipo.

    Con menudas ganitas os veo. Madre mía, y con sarcasmos, encima. En términos bluffísticos, esta es una gran crítica. Bravo.

  5. aun no entiendo ni creere entender de onde salio esa no muerta que le pasa de donde vino….siempre los zombies se producen de algun esperimento fallido o una enfermedad asi como en resident evil y otras peliculas asi…es como “El amanecer de los muertos” un dia taba todo normal y al dia siguiente puf!!! zombies por todos lados y de alguna manera con su carne podrida y su cuerpo vuelto leña! corrian super rapido y saltaban super alto..?? y nunca se supo porque se pucieron asi al menos yo nunca supe….asi mismo me tiene enrredado…de la nada ella estaba no muerta era disq puff aqui ta tu zombie que puedes cojetala sin contajiarte NO ENTIENDO!!!

    • es una pelicula pendejo

  6. Señores, una verdadera lastima es lo que me provoca su critica. no solo esta llena de incomprensible negativismo hacia una obra de correctisima manufactura, si no que ademas es parcial y llena de subterfugios. a mi parecer se han dejado por comentar los aspectos tecnicos del film, asi como las actuaciones. siento decir que discrepo totalmente con ustedes; a mi, particularmente, deadgirl me encanto, y creo que su crtica o reseña es mas bien una opinion que carece de fundamento y de buen gusto. cierto es que la moraleja que deadgril encierra esta lejos de ser “profunda y compleja”, pero eso no le quita merito. deadgirl es una fabula moderna, escrita con una claro influjo de cuento popular a los hermanos grimm, que cuenta con una potente puesta en escena, un guion solido, buenas actuaciones y una magnifica realizacion.

    • tambien me gustaria añadir otra referencia; ademas de cierto aire a fabula grimmeniana, tambien creo reconocer en la obra una, consciente o inconsciente, aroma a guy de maupassant.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: