Archive for 29 septiembre 2009

¿Qué dosis es la mínima?
29 septiembre 2009

dosisminima

Dosis Mínima es un nuevo desafío bloguero de su seguro servidor John Tones (Focoblog, Focoforo, Mondo Píxel and a cast of thousands), y que puede durar días (pocos), días (muchos), meses o años (esa última opción, posiblemente, denotará un problema grave).

Llevo oyendo desde hace meses que el bloguerío está muerto. Que se han cargado los blogs el microblogging, las redes sociales y el hecho de que cualquiera pueda disponer de su blog gratuíto e inmediato, por no hablar de la banalización que los grandes medios (muchos de ellos intentando capear la crisis del papel, donde algunos deberían haberse quedado agonizando) han llevado a cabo con el formato. Yo, sin embargo, sigo viendo en los blogs un heredero espiritual de los tiempos del fanzinismo a golpe de fotocopia, con una serie de ventajas añadidas nada despreciables. Algo intentamos en ese sentido en EliteVisión, con el formato blog como canalizador perfecto de la narrativa fragmentada de televisión. No salió bien porque… bueno, porque no salió bien. Pero yo me sigo fiando del formato, por encima de complejos de estrella y malos usos.

La intención de Dosis Mínima es ofrecer una reseña diaria de algún ítem cultural. Una película de reciente estreno, un disco clásico, un tebeo olvidado, un videojuego gratuíto o una serie de televisión de éxito. Lo que sea. Sin barreras previas en cuanto a aceptación o fama en positivo o negativo, a veces descubriendo rarezas, a veces replanteando iconos implantados, aunque adaptando todo a mis obvios gustos, a lo que consumo a diario: rock más o menos elemental, cine primordialmente de género y de serie B, videojuegos añejos y tebeos sencillos (demasiado, dicen). Cada día, una sola crítica ocupará todo el blog, ya que sólo un post será visible desde la página principal. Cada día, pues, un Dosis Mínima, una dosis mínima completamente nueva.

Las críticas de Dosis Mínima, por razones obvias, serán breves, aunque a diferencia de otras (estupendas) webs como Microcritic, la brevedad no será el rasgo definitorio o necesario en las reseñas. Las temo breves por cuestión de tiempo y por la asfixiante periodicidad que me impongo, pero serán como tengan que ser: distanciadas de la reseña-guía de compras, focalizadas a menudo en algún aspecto específico de lo reseñado, personales y dubitativas. Dejo El Focoblog y Mondo Píxel para posts más largos y las eternas e interminables series de miles de entregas. Y yo me quedo, como mi fantástico e icónico dibujo de la cabecera (gracias al pulso de Pedro Toro), esquemático, blanquinegro, directo y con una sierra mecánica en la mano.

No descarto series de posts sobre temas específicos, no descarto colaboraciones de amigos y vecinos, no descarto ni siquiera cambios en la estructura o en la forma de Dosis Mínima. No descarto que cierre el blog antes de empezarlo y no descarto nada, principalmente, porque Dosis Mínima nace indomable y respondón. Como eran las cosas cuando empecé en esto.